Una plaga de mosquitos descontrolada

plaga de mosquitos

la plaga de mosquitos actua en los meses cálidos

Se ha agravado una plaga de mosquitos en las zonas cercanas a la desembocadura del río Guadalhorce, en Málaga, porque la empresa encargada de su control llevaba esperando una semana la autorización para tratar y actuar sobre los insectos.
Ha sido tanto el tiempo que se ha tardado en autorizar acciones para acabar con las larvas acumuladas en las lagunas del propio paraje natural, que estas han eclosionado y ha provocado una plaga de mosquitos que parecía controlada.

¿Está la plaga de mosquitos controlada?

Por suerte, debido a las altas temperaturas de la zona, el nivel del agua en las lagunas del Guadalhorce ha descendido eliminando de forma natural las larvas de mosquitos que habían llegado a desarrollarse y ha rebajado la intensidad de la plaga de mosquitos. Solo quedarían mosquitos en edad adulta cuyo ciclo vital se calcula que dure entre siete y diez días refugiados entre la vegetación que hay en la zona.

Las tareas de prevención continuan y el Área de Sostenibilidad Medioambiental ha reforzado el control de las larvas de mosquito en los barrios situados a ambos lados del Guadalhorce.  Además, se está utilizando un larvicida biológico que lleva una bacteria (bacillus thurigiensis) diluida en el agua mediante pulverización en las orillas de las lagunas.

¿Una plaga de mosquitos es grave?

En la Península Ibérica la actividad de los mosquitos se manifiesta en los meses más cálidos, lluviosos y en espacios luminosos. Las campañas de control contra plagas de mosquitos son complejas ya que tienen que iniciarse antes de que se manifieste la presencia de mosquitos adultos. Los mosquitos tienen cuatro etapas de desarrollo en su vida: huevo, larva, crisálida y adulto. Es en el estado larvario cuando es más fácil controlar el aumento de la plaga de mosquitos.

Para evitar sus picaduras, lo primero que hay que tener en cuenta es que los mosquitos basan muchas de sus decisiones en los olores que desprendemos, por lo que lo primero a cuidar es nuestra higiene corporal. Evitar la acumulación de sudor tanto en nuestras prendas como en la piel es vital para tener a raya a los mosquitos. Tanto es así que una ducha antes de irse a la cama puede ser una solución efectiva para evitar una noche de picores. Aquí tienes una serie de recomendaciones.

En principio la picadura de los mosquitos no es grave a no ser que se tenga alguna reacción alergica adversa o el mosquito sea un vector de enfermedades como el dengue, el zika o el chicunguya. Si es así, habría que controlar los síntomas y acudir urgentemente al servicio de emergencias más próximo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *