Con un control de plagas de cotorras no pasaría esto

un control de plagas de cotorras

Un control de plagas de cotorras es efectivo y se demuestra cuando saltan noticias como las que estos días inundan las portadas de los medios. Además, hablaremos de los daños de no tener un control de plagas de cotorras cuando es necesario, sobre todo en casos de aves como la cotorra o la paloma.

Siempre es necesario un control de plagas de cotorras

Lo primero que hay que saber es que una empresa especializada en desratización o en control de legionela o en control de plagas de cualquier tipo, siempre es la última alternativa cuando una plaga asola un lugar o, en el mejor de los casos, cuando un simple encontronazo con un insecto o roedor, se convierte en una llamada de auxilio.

En estos casos solemos encontrar un problema grave, ya no es solo eliminar varios ejemplares de aves (palomas o cotorras), es basicamente trazar un plan de evaluación y acción a medio y largo plazo para gestionar una plaga descontrolada.

Estas semanas hemos visto que varias noticias han saltado a la palestra, la primera de la que nos hacemos eco es de la situación límite que ocurre en Albacete, pues el ayuntamiento ha establecido dentro de los planes de conservación y mantenimiento de las zonas verdes y espacios naturales de la ciudad las actuaciones necesarias para eliminar palomas, pues estas han aumentado su número en demasía y desde casi todos los barrios llegan quejas al ayuntamiento sobre las molestias que generan estas aves.

El daño que provocan las cotorras

Un control de plagas de cotorras persigue, de la misma forma que el control de palomas, los mismos objetivos, pues los efectos de estas aves son similiares. Hacemos una lista con las más importantes:

  1. Deterioro del patrimonio púlbico y privado: sus excrementos son corrosivos y pueden dañar tanto edificios antiguos del casco histórico como mobiliario urbano (señales, monumentos, farolas…).
  2. Suciedad: además de los excrementos, son aves que colocan sus nidos en lugares inaccesibles para sus depredadores y en su actividad diaria generan residuos que por su situación no pueden ser retirados.
  3. Residuos: los alimentos que los incautos ciudadanos echan a palomas pensando en lo inocentes que son, pueden generar residuos que aprovechan otros animales como fuente de alimentación y, asegurada esta, pueden generar una plaga no solo de cotorras o palomas, si no de otros animales atraídos por esos residuos como roedores y cucarachas.
  4. Caída de ramas: en este caso, los nidos de las cotorras suelen ser voluminosos y colocados en las copas de los árboles, protegidos de los depredadores, lo cual conlleva a que nidos de cotorras que se han retirado en otras actuaciones han llegado a pesar 200 kilos. Por lo que suelen ocurrir noticias como la caída de ramas con el peligro que conlleva para los viandantes.
  5. Invasión: una plaga de cotorras puede generar una competición por el alimento donde los animales autóctonos son desplazados por su menor tamaño y pueden llegar a desaparecer. Por eso se ha catalogado a la cotorra de Kramer y a la cotorra argentina como especies exóticas invasoras (EEI).

¿Tienes un problema de plagas?

En Byostasys tenemos una larga trayectoria y experiencia en control de plagas en Madrid y alrededores. Combatimos todo tipo de plagas: cucarachas, chinches, palomas, legionella, etc. Expertos en desinfección, desratización y desinsectación. Todo ello de una forma rápida y eficaz con resultados garantizados por escrito.