La procesionaria del pino es un peligro para los niños

ANECPLA advierte que con la llegada de la primavera vuelve la plaga de la procesionaria del pino, unas pequeñas orugas que descienden por el tronco del árbol en procesión, una detrás de otra y que son un gran reclamo para los niños en los colegios y parques porque les llaman mucho la atención llegando a cogerlas con la mano. La piel de un niño pequeño es mucho más fina que la de un adulto y tocar orugas de este tipo puede afectar causando una urticaria mayor.

La asociación nacional de control de plagas española advierte de este peligro y recomienda a las autoridades que informen a los colegios su deber de controlar esta plaga para salvaguardar el bienestar de los más pequeños. La procesionaria del pino tiene una vida «despierta» de 4 o 5 meses al año cuando empiezan su descenso por los troncos de los árboles en procesión para encontrar un sitio donde poder quedarse a formar el capullo del que saldrá una mariposa que morirá en 24h-48h.

Las mascotas, como hemos dicho en otras ocasiones, son las más afectadas por esta plaga a la que tienen acceso por la boca y pueden llegar a causarle la muerte por una inflamación de la lengua que les impide respirar causando una asfixia inmediata.

Los tratamientos fitosanitarios no solo son convenientes cuando se trata de controlar la procesionaria del pino, si no que se trata de los tratamientos que consiguen acabar con todas las plagas que surgen o tienen su forma de vida en los árboles, por ejemplo, además de la procesionaria del pino, las avispas, los mosquitos o el pulgón, incluso el escarabajo rojo que está cogiendo mucha fuerza en las palmeras de Canarias y que se están convirtiendo en un problema muy difícil de controlar.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *