chinche de cama

A continuación os mostramos algo de información sobre las plagas de chinches de cama que en muchas ocasiones suponen un grave problema a la salud de los humanos y de los animales domésticos.

Introducción:

Los artrópodos que se alimentan de sangre (hematófagos) son motivo de gran preocupación pública, no solo por sus mordeduras molestas y frecuentemente dolorosas, sino principalmente, porque muchos de ellos son vectores de patógenos que producen enfermedades que afectan a los seres humanos y a los animales domésticos, por ejemplo la garrapata es vector de la enfermedad de Lyme, tularemia, encefalitis… Los mosquitos son vectores de la malaria, fiebre amarilla, denge… la chinche es vector de la enfermedad de Chagas, y directamente transmiten gusanos planos, parásitos etc.

Biología:

Los hematófagos comparten el requerimiento de alimentarse de sangre para completar su ciclo vital. Sin embargo los machos de algunos miembros de este grupo no se alimentan de sangre como el macho del mosquito y de la mosca del caballo entre otros.

Las garrapatas y las chinches de cama tienen metamorfosis simple. Esto significa que las ninfas y los adultos son generalmente muy similares. En contraste, los mosquitos y las pulgas tienen metamorfosis completa.

Algunos hematófagos se alimentan de una sola especie de huésped. Sin embargo aunque la mayoría tiene un huésped favorito en ausencia de él pueden alimentarse de un gran rango de huéspedes, siendo este momento cuando se multiplican las posibilidades de transmisión de enfermedades.

Chinches de cama:

 Esta plaga recibe su nombre debido a la cercanía a las camas humanas donde se refugia durante el día, saliendo solo a alimentarse del ocupante de la cama durante la noche. La chinche de cama es un ectoparásito principalmente de seres humanos pero también ataca a las aves de corral y a otros mamíferos. Las chinches se encuentran extendidas por todo el mundo.

Morfología de la chinche de cama:

Los adultos miden aproximadamente de 4 a 5 mm, siendo ovalados y aplanados. Las chinches de cama tienen un color marrón a marrón rojizo (después de alimentarse). Sus alas están reducidas a meros cojinetes de ala por lo que son incapaces de volar. Sus glándulas olfativas emiten un olor dulzón  muy molesto.

Biología:

La chinche hembra deposita de 1 a 5 huevos por día que miden 1mm. Estos huevos son depositados en grietas o superficies ásperas y asegurados con un pegamento orgánico transparente. La puesta máxima de huevos de chinche de cama al día es de 12 siendo el promedio de huevos durante la vida de la chinche hembra de unos 200. Las chinches de cama tienen 5 estados ninfales teniendo que alimentarse de sangre para poder pasar de un estado ninfal a otro, siendo el tiempo medio de ingesta de sangre de 3 a 10 minutos, durante este periodo la chinche inyecta un anticoagulante para poder realizar la libación. El tiempo de desarrollo de las chinches de cama de huevo a adulto esta muy influido por la temperatura siendo de 21 días a 30 grados de temperatura y 120 días a 18 grados. El umbral de temperatura para la eclosión de los huevos y la actividad de los adultos es de 15 grados, por debajo de 16 grados los adultos entran en un periodo de semi-hibernacion, siendo su punto térmico de muerte los 45 grados. Con alimentación y ciclos reproductivos normales las chinches pueden vivir más de 300 días.

Aunque la picadura de la chinche no es dolorosa, la mayoría de las personas (alrededor del 80%) desarrolla una reacción alérgica a la saliva inyectada por la chinche en el momento de alimentarse, produciéndose una hinchazón en la zona afectada. En individuos muy sensibles la picadura de la chinches puede extenderse mas allá de la zona de alimentación.

Las chinches son vectores de alrededor de 25 patógenos entre los que se encuentran la peste, la tularemia y la fiebre Q.

Hábitos de la chinche de cama:

chinches

Las chinches de cama suelen esconderse en grietas y hendiduras durante el día y salen por la noche a alimentarse. Típicamente se la puede encontrar en los pliegues del somier o su cubierta, en cualquier grieta de los marcos o donde se unen las escuadras.

Otros lugares a revisar son zócalos, grietas en el piso, enchufes,  escritorios, muebles tapizados, elementos colgados en la pared como los cuadros, detrás del papel tapiz sueltos o en los marcos de puertas y ventanas. En infestaciones severas podemos encontrar chinches de cama en los huecos de los muros.

Puede ser introducida en las viviendas por medio de mobiliario usado, o entre las pertenencias después de realizar un viaje. Los adultos pueden vivir de 6 a 7 meses  sin alimentarse cayendo en una fase de semi-hibernacion. Se han detectado infestaciones de chinches de cama en barcos, aviones, autobuses, trenes, aviones así como casos aislados en cines donde se refugian entre los asientos y sus marcos.

Además de su olor característico, otra pista principal para su detección son las pequeñas manchas fecales rojas o marrón rojizas dispuestas sobre la superficie.