Vamos a hablar de los roedores comensales, llamados así ya que estos mamíferos llevan “compartiendo” el alimento del hombre durante muchos años. Todos los roedores ya sean ratas o ratones poseen dientes incisivos tipos cincel que crecen continuamente durante toda su vida, estos incisivos se mantienen puntiagudos porque los roedores trituran los incisivos unos contra otros y en segundo lugar porque roen continuamente diferentes objetos.

  ratondeltejado300  ratanoruega300

ratoncasero600b

Existen fundamentalmente tres especies de roedores comensales:

Los Roedores como Plagas económicas:

Las ratas y los ratones atacan nuestros alimentos a lo largo de toda la cadena de alimentación, desde los campos hasta los restaurantes y hogares, pasando por los puntos de almacenamiento y procesamiento. Además lo que ratas y ratones no comen lo malogran, contaminándolo con su orina, heces o pelo. Las perdidas a nivel mundial por los roedores son impresionantes.

En los edificios destrozan puertas, pisos y paredes, produciendo además problemas eléctricos debido a su incesante actividad roedora en los diferentes cables de suministros.

Se suma a esto el ingente gasto que se realiza en el control de estos roedores a nivel mundial.

Los roedores como plaga para la salud:

Los roedores han sido responsables o han estado implicados en la difusión de diversas enfermedades, siendo las mas importantes:

Peste: También conocida como la muerte negra, se dispersa a través de la pulga de la rata oriental.

Salmonelosis: Debido al transito que realizan los roedores desde las alcantarillas a nuestos hogares, existe la posibilidad de diseminar la bacteria de la salmonella.

Fiebre por mordida de rata, esta enfermedad causada por la bacteria Streptobacillis moniliformis produce efectos similares a la gripe, durando varios días y pudiendo llegar a ser fatal en raros casos.

Leptospirosis: Esta enfermedad normalmente es transmitida por las ratas a perros, ganado o cerdos, saltando de estos animales al hombre, si bien también puede saltar directamente del roedor al hombre, La lectospirosis es causada por una bacteria espiroqueta del genero Leptospira que se difunde de la orina de la rata a alimentos o líquidos que hayan sido contaminados por el animal. Los síntomas de la enfermedad son variados incluyendo fiebres altas, urticaria, severos dolores de cabeza y dolor abdominal.

Así mismo la Rata es vector en algunos países de la Rabia, la triquinosis, la fiebre tifoidea y la disentería.

¿Qué signos delatan que tenemos una plaga de ratas o ratones?

  • Marcas de roídas:

Las roídas nuevas tienen a ser toscas, mientras las mas viejas son lisas por el desgaste y suelen presentar marcas de grasa.

  • Heces:

Las heces frecos son suaves y húmedos, mientras que los mas viejos están secos y duros. Las heces de la rata Noruega o rata negra miden unos 20 mm siendo chatos en los extremos mientras que las heces de la rata de los tejados miden unos 12 mm y tienen los extremos curvos.

  • Huellas:

Las patas delanteras de las ratas tienen 4 dedos mientras las huellas de las patas traseras son mas grandes y tienen 5 dedos. Las huellas frescas son claras y bien dibujadas mientras las viejas suelen estar oscurecidas por el polvo.

  • Marcas de frotación:

Son las marcas que realizan las ratas al rozar con las superficies mientras se desplazan, las frescas son suaves y grasosas mientras las antiguas tienen la grasa seca y escamosa

  • Madrigueras:

Se encuentran en los bancos de tierra, debajo de desperdicios y bajo el cemento. Si la madriguera esta activa estará libre de polvo y telarañas. La entrada principal tendrá el suelo duramente compactado y las marcas de frotación serán fácilmente visibles.

  • Correderos:

Como las ratas utilizan las mismas rutas con frecuencia, los correderos activos estarán libres de polvo y telarañas, pudiendo encontrar heces frescas y marcas de frotación.

  • Bienes dañados:

La rata Noruega prefiere la carnes, el pescado y los desechos frescos, mientras que la rata de los tejados prefiere frutas, vegetales y cereales.